Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La atención es uno de los pilares básicos para el aprendizaje, constituye la vía de entrada para realizar cualquier proceso cognitivo. Permite que el organismo disponga de un nivel de activación suficiente para poder realizar cualquier actividad mental. Pequeñas alteraciones en los procesos atencionales pueden afectar gravemente la capacidad para adquirir nuevos aprendizajes.

La atención está muy ligada y va de la mano de la concentración, que viene a ser la capacidad de mantener la atención en una tarea por más tiempo sin distraerse, mientras más sentidos se utilicen en la actividad, mayor será la concentración.

La atención es una capacidad que va desarrollándose en el niño a medida que crece, pero pese a ello pude que en algunos casos esta no sea suficiente para que un niño realice sus tareas o trabajos. Que un niño tenga capacidad de atender no significa que pueda o sepa concentrarse.

Estrategias para mejorar la atención de los niños en casa:

* Buscar un espacio adecuado a la actividad que va a realizar, en el caso de estudio debe mantenerse en un espacio bien iluminado, silencioso y aireado, conviene que sea siempre el mismo espacio, de esta forma el niño hará la asociación con el momento de atención al ingresar al lugar destinado.

* Preparar previamente todo aquello que se vaya a necesitar, las constantes idas y venidas al buscar materiales, rompen la concentración, también es importante que el niño coma algo antes de empezar a trabajar y evitar así el que vaya a buscar algo de comer.

* Evitar distractores como la televisión, la radio, el teléfono, la computadora sino la necesita para la tarea, la música suave puede ayudar en algunos casos a concentrarse.

* Es conveniente estimular en los niños el uso de esquemas, mapas conceptuales, resúmenes, subrayado, esto ayuda mucho a los niños que se distraen y no son capaces de mantener la concentración.

* Brindarle comentarios positivos a sus trabajos y logros para incrementar su motivación.

Juegos y actividades para mejorar la concentración:

* Los rompecabezas son un excelente ejercicio de observación que exigen una gran concentración al mirar las piezas.

* Copiar dibujos implica fijarse mucho en los detalles.

* Los dibujos con números obligan a fijarse, unir puntos, líneas o colorear según lo indicado.

* Los juegos de memoria también implican mucha atención.

* Los juegos de buscar diferencias estimulan la atención sostenida.

* Relacionar textos con dibujos o colocar una tira cómica en el orden adecuado es divertido y ayuda a la concentración.

* Sopa de letras se resuelve con mucha atención

* Laberintos son divertidos y necesitan atención e inteligencia espacial.

* Realizar mandalas son un excelente ejercicio de concentración.

* Los juegos de mesa en general también estimular la atención y concentración.(dominó, ludo, damas, ajedrez, memoria, etc)

* Completar dibujos con y sin modelos exigen evocar mentalmente el elemento o compararlo con el modelo presentado.

* Encontrar cosas absurdas u escondidas en escenas implican mucha atención y concentración.

Estas son algunas ideas y sugerencias que podrían desarrollarse en forma lúdica y contribuir así al desarrollo de la atención y concentración en nuestros niños.

Ada Rodríguez Briceño