El juego, según las últimas investigaciones científicas sobre la educación, es visto como un elemento fundamental para el desarrollo del cerebro de los niños y su habilidad para el aprendizaje ya que ofrece oportunidades motivadoras para explorar, probar ideas, practicar habilidades y aprender reglas. Pero sobre todo, permite a los niños poner a prueba su conocimiento de manera natural y organizar sus pensamientos de manera creativa.

Para que sea efectivo, las actividades de juego deben ser diseñadas cuidadosa y sistemáticamente por expertos en pedagogía que vayan de acuerdo a la etapa del desarrollo del niño y sus intereses, además de alinearse con los contenidos curriculares. El programa de Finlandway ha sido diseñado por expertos e investigadores de la universidad de Helsinki (Finlandia), y los profesores del colegio Casuarinas International College están siendo capacitados exhaustivamente en esta metodología.

La doctora Jonna Kangas – Universidad de Helsinki – Finlandway, explica que mediante el juego, los niños le dan sentido al mundo y la sociedad que los rodea. Psicólogos famosos como Vygotsky (1978) y Karpov (2005) han estudiado la relación entre las actividades cognitivas y el juego como “elemento motivacional escencial” donde los niños juegan a convertirse en adultos a través de experiencias de empatía, y donde aprenden a pertenecer a una sociedad. En el juego, se discute cómo darle sentido a las reglas, las metas, las convenciones, los géneros, las formas de comportamiento y por supuesto los valores de la humanidad.

El juego por sí solo no es educación, las actividades del juego tienen que ser diseñadas cuidadosamente para que sean equivalentes con la etapa del desarrollo del niño y alinearse con las metas curriculares de la eduación. En Finlandia, la educación para los niños en edad temprana de 0 a 8 años se ha basado por décadas en el método de enseñanza a través del juego. En Finlandia, se ha investigado a profundidad este método educativo como un medio para repensar la educación desde una perspectiva lúdica para interpretar el mundo.

Ana María Woll